2 de mayo de 2010

LA DIVERSIDAD FUNCIONAL NO ES LA PROTAGONISTA SINO LA PERSONA

Entro en la clase, sobre una de las mesas hay una maquina de braille, una libreta y algún folio suelto con letras en braille.
¿Como es posible que aquí haya un alumno con diversidad funcional y no me avisen aterrorizados?. No os podéis imaginar la alegría que sentí en ese momento pues siempre que la diversidad asoma en los cursos me llaman para ver que se puede hacer, en esta ocasión no había aviso previo por lo que la diversidad no ha sido a protagonista sino la persona.
Como es costumbre comienzo a hablar con el alumnado, surgen preguntas de todos, las respondo, al final dejo mi teléfono, el alumno con diversidad no toma nota por lo que me dirijo a el y le pregunto que como lo apunta y me dice: lo memorizo; no quise tener una actitud especial con el, pero siempre me aseguro que todos se quedan con el numero, en ocasiones me acerco a alguno que es algo mas lento y se lo vuelvo a repetir. El me pregunto sobre las becas por minusvalía y yo le respondí tambien las becas por diversidad. Cada vez que visito un curso y explico las becas doy los dos nombres porque así algo se ira quedando en las neuronas.
La persona con diversidad ha sido una mas. Por lo general, las entidades o academias en las que se hacen los cursos me comunican si hay alguien con diversidad funcional porque entran en el terreno de la inseguridad y los miedos pero en esta ocasión ha sido una persona mas sin que la diversidad haya sido la protagonista. Mis felicitaciones a esta entidad por hacer la inclusión una realidad.
Seguimos avanzando.
(Disculpas por la falta de acentos pero algo pasa por aqu´i, pone el acento suelto como pode´is ver y solo van los que el corrector ortogr´´afico identifica) .

2 comentarios:

Jazmín dijo...

Felicidades a ti Carmen. Contigo estamos descubriendo otra dimensión de la administración. El mérito real es del chico del braille, que lo hizo posible con su capacidad de adaptación. Sí que podía haberlo comentado como una curiosidad... pero en ese momento había que resolver cosas como: cursos medio vacíos, monitores que se iban, etc. y en eso se iba el tiempo… lo otro no era un problema.
Un abrazo!

Carmen,mama de Ale dijo...

Me consta que cualquier persona con diversidad funcional tiene capacidad de adaptación y no tiene problemas en cuanto a incorporarse a cualquier curso salvo que le pongan problemas los demas. La problematica siempre ha surgido por parte de la academia o entidad que lo impartía aunque la persona no requiriese ninguna adaptación de nada, siempre me han llamado por sus inseguridades y sus miedos a no saber dar respuesta o con la duda sobre la capacidad de la persona; y la realidad es muchisimo mas sencilla el alumno/a con diversidad funcional se incorpora al curso como los otros 14, se le pregunta si es necesaria alguna adaptación ( porque adivinos se entiende que no somos) se hace la adaptación y punto. Todo lo demas son ideas y pensamientos basadas en el desconocimiento o en conocimientos desvirtuados.