21 de junio de 2011

DIVERSO FUNCIONAL, MINUSVALIDO, DISCAPACITADO, LADRÓN, PEDERASTA, CORRUPTO,ASESINO,PERSONA NORMAL.

Aunque se que no encontraré eco de mi pensamiento os confieso que: no me gustan los términos discapacidad, minusválido, malito, incapacitado, idiota, tullido, diverso funcional, etc; no, no me gusta ningún término en el que de la persona se dice una sola cosa o ese término hace que se determine y se haga enfasis sobre su diferencia.

En definitiva el decir de Alejandro que es discapacitado, minusválido o persona con diversidad funcional hace que en el pensamiento prevalezca que algo le diferencia de la media estadística "normal"; pienso y quiero que a Alejandro le reconozcan como Alejandro una persona como otra cualquiera, con los mismos derechos y obligaciones, no quiero que se le ponga ninguna etiqueta contenga esta o no una carga negativa o de menosprecio o minusvaloración.

Creo que los cambios no vendrán mientras yo no diga que Alejandro es Alejandro y punto.

Y cuando me pregunten que que le pasa, conteste: a el no le pasa nada; porque a Alejandro no le pasa nada es así tal cual es igual que cualquier otro ser de este planeta.

La discriminación originada por el arrastre de toda una ideología minusvalista, caritativa y médica, donde prevalece que todos debemos funcionar de la misma manera y en tanto no es asi hay que dedicar los esfuerzos , recursos,medios, penas y caridades para que asi sea( no sin ir acompañado todo esto de un "pobrecito") y ahí está el error.    Y me pregunto por qué queremos todos funcionar igual, por qué nos ponemos como fin ser igual que los demas, por qué nos valoramos y nos valoran de forma diferente, por qué nos medidos y exigimos funcionar como la media, cada persona es a su propia forma, con sus gustos, sus anhelos, sus necesidades,etc.

Lo que si debe ser es que todos tengamos los mismos derechos independientemente de los aspectos que nos igualen o nos diferencien como seres vivientes.

Un asesino, un pederasta son juzgados al igual que un ladrón o un corrupto, a todos se les reconoce el derecho a un juicio. Son diferentes, socialmente distintos, sin escrúpulos y  las consecuencias de sus acciones sobre las personas no es la misma sin embargo, se les reconoce un derecho y van a la carcel unos años y luego a la calle, a vivir en libertad como si nada hubiese pasado, con un reconocimiento de ciudadano de primera y sin merma alguna en sus derechos.

Alejandro nace como otro niño cualquiera pero le diagnostican una lesión cerebral y .....hostias desde ese momento hasta el final de sus días tendrá que luchar por tener  los mismos derechos que los niños nacidos el mismo día a los que se les dan gratis y sin el menor esfuerzo. 

Mi hijo luchará mas que un asesino, que un corrupto o que un pederasta porque tras sus delitos y pasar por un juzgado son  ciudadanos como cualquier otro. sin embargo, Alejandro como tantos otros pasará por el juzgado pero no por cometer delitos si no para demostrar que es igual en derechos que cualquier otro ciudadano. Es penoso que estas personas asociales tengan derechos y Alejandro tenga que demostrar en un juzgado que tiene derechos humanos y esto si tiene la enorme suerte de encontrar un proceso judicial justo.

ALGO ESTAMOS HACIENDO MAL EN ESTA DEMOCRACIA, DEMASIADO MAL.

¿Como podemos permitir que un pederasta tenga los mismos derechos que un ladrón? Uyyyy porque todas las personas tenemos derechos humanos. Pero si por una  parte a cualquier "non grato" se le reconocen derechos humanos de inmediato y se le generan procesos judiciales acordes con derechos fundamentales tenemos en contraposición grupos de personas que irán a los mismos juzgados para que se les reconozcan esos mismos derechos humanos que a los delicuentes se los dan regalados.

No entiendo porque Alejandro no tiene los mismos derechos humanos que los demás adolescentes, para mi es un misterio el funcionamiento de este mundo, mientras mantenemos a toda una población delictiva  encarcelada y que no son productivos a la sociedad salvo en que crean empleos; a otras personas "humanas" se les niega el derecho a llevar una vida digna, a decidir sobre su propia vida con la simple excusa de que no hay recursos para ti porque no vales lo mismo y no eres productivo y aunque puedas ser generador de empleos no nos interesas.
Reivindico que Alejandro Morales es Alejandro Morales sin mas etiqueta que una persona de nacionalidad española en una país democrático y que por tanto debe disfrutar de todos los derechos reconocidos en la constitución y en la convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad. Estaremos eternamente legislando puesto que todas las vidas no tienen el mismo valor y porque la constitución como la convención son solo un papel bonito que no nos sirve como determinante para que todos seamos iguales, tras ellas legislamos en el pasado y legislamos y legislaremos en el futuro y creo que siendo optimista lo mismo algún día todos los seres seremos iguales en otras futuras reencarnaciones.

Dedico estas líneas a Alejandro mi hijo, español de nacimiento, estudiante y diferente e igual a todos y todas, con la esperanza de que siempre y hasta el final de sus días se le reconozca como ALEJANDRO y no como un diverso funcional, minúsvalido, discapacitado.............