27 de septiembre de 2009

PERSONAS

Nubarrones de invierno, nubes de verano, estrellas fugaces y estrellas, esto define bien el perfil de las personas que he tenido la suerte de conocer en mi vida.
Las personas nubarrones de invierno son aquellas que aparecen en tu vida y te dan un mal día o unos cuantos malos días , a lo sumo te dejan un mal resfriado que si no curas bien luego te dará que hacer, esto es algunas malas personas que surgieron en el camino pero que me ayudaron a crecer y también a espabilar y pensar que no todos son buenos.
Las nubes de verano son aquellas personas que aparecen en un caluroso e insoportable día de sol de 40 grados y te refrescan dejándote una agradable sensación de frescor pero tan solo durante unos instantes, pero es de agradecer siempre esas estupendas nubes de verano.
Las estrellas fugaces son esas personas que aparecen iluminándote o iluminando alguna idea pero su estancia es breve, sin embargo dejan un grato recuerdo.
Las mejores sin duda las estrellas que son aquellas personas que iluminan tu cielo cada día, esas que una vez que las conoces se mantienen dándote luz hasta el fin de su existencia.
En mi cielo hay un buen montón de estrellas, miro al cielo, un punto brillante muy lejano es mi padre me ilumina si le necesito, lo recuerdo mucho y lo añoro aun mas, su buen recuerdo me acompaña siempre.
En mi cielo hay muchas mas estrellas que me acompañan, me iluminan con intensidad cuando mas oscura estoy y me guían cuando ando perdida.
No puedo negar que vivo con un cielo cuajado de estrellas y tú eres una de ellas.

3 comentarios:

mama de patu dijo...

HOLA HERMOSAS COMPARACIONES, UN ABRAZO SILVIA DE NIÑOS ESPECIALES AYUDEMOSLOS

Isabel dijo...

A mi también me gusta tener esa variedad de estrellas, cada una cumple una función en nuestras vidas.
Puedo comprobar que estais fenomenal, me alegro. Os mando un fuerte abrazo. Besitos

QueridoQuique(Concha) dijo...

Trabajo en un sitio donde pasa mucha gente a trabajar esporádicamente, entonces, los nubarrones son estas personas que ya no hecho de menos (muy poquitos)y nubes de verano son casi todas las compañeras que han pasado por mi camino y a las que recuerdo con cariño. Las estrellas fugaces, según tu entrada, serían para mí personas que atiendo un día en mi trabajo y que son especialmente agradables. Y respecto a las estrellas que me iluminan desde el cielo, son mis seres queridos que ya no están conmigo: mis abuelos Pepe, Elisa, Esteban y Paquita, mi primo Antonio y mi suegro Enrique. Un beso. Gracias por esta entrada tan bonita, me ha gustado mucho.